Visita la isla Santa Clara

Los planes en San Sebastián se multiplican cuando sale el sol y esta semana tenemos una oportunidad única para hacer lo que más nos apetezca. Empezamos a oler el verano, la música suena más a menudo en las calles y el calor deja atrás las cazadoras de invierno. Por eso hoy os proponemos un plan único que une al mar y a nuestra isla Santa Clara. Dos formas de llegar a la isla Santa Clara:

Desde la playa

Los más atrevidos se atreven a visitar la isla desde la playa. Puede que para los que no viváis en esta preciosa ciudad os parezca complicado ir nadando hasta la isla que guarda la bahía, pero en realidad es más fácil de lo que parece.

Para los más animados, os recomendamos coger una bolsa acuática para poder meter lo básico que necesitaréis al llegar a la isla(cartera, pequeña toalla y móvil) y os lancéis al agua para llegar nadando a la isla. Si esperáis a la marea baja y salís desde la playa Ondarreta, tardaréis como máximo 20 minutos a nado a un ritmo muy lento.

Además, en verano podréis hacer una parada a medio camino en el gabarrón, una plataforma con tobogán y trampolín que suele ser colocada en los meses de verano para ofrecer un lugar de juego en la playa.

Para el que le de un poco de respeto adentrarse en el mar, otra opción más sencilla sería alquilar un paddle o piragüa en la misma playa. Esta opción te permite dar una vuelta por toda la bahía y pasar un poco más de tiempo en el agua disfrutando de las vistas contrarios a todo el que está en la arena.

En barco

Otra de las opciones más turísticas es llegar en barco cogiendo la línea roja desde el puerto de San Sebastián. Estre trayecto tiene un coste de 4 euros e incluye la ida y la vuelta. El barco comienza a llevar viajeros a la isla desde el 1 de junio con horario de 10am a 20pm. Este trayecto lleva activo desde el año 1942 comenzando con un servicio regular a motor. Aquí puedes saber más sobre su historia: Motos de la Isla

Qué hacer en la isla Santa Clara

Una vez hayas llegado a la isla, os recomendamos siempre que sea en marea baja para poder disfrutar de su pequeña paya, estos son los planes para disfrutar de ella:

1. Darse un chapuzón: Como bien os hemos comentado desde el principio, la mejor forma de llegar a la isla es en marea baja, sea en barco o a nado. Una vez allí, podréis disfrutar de un chapuzón en su pequeña playa.

2. Dar un paseo: La isla se recorre fácilmente a pie a través de sus escalinatas y senderos específicamente creados para que se pueda visitar la isla con facilidad. Encontraréis miradores donde se puede contemplar toda la panorámica de la bahía, los montes que rodean a esta y sus acantilados.

3. Tomarse un aperitivo: La isla también cuenta con un bar donde puedes pedir cualquier tipo de bebida y algo para picar.

4. Visitar el museo de la isla, Hondalea: Abierto recientemente, se encuentra en la parte más alta de la isla y dentro de su única edificación, el faro. La artista donostiarra Cristina Iglesias, ha creado un espacio de reflexión donde el agua fluye con un ritmo inspirado en los cambios de las mareas y la fuerza de las olas en las cavidades marinas. Si queréis visitar esta obra de arte, podéis consultar su web Hondalea.

Fecha: 17/05/2022, Compartir: FB | LN | TW

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El Valle Salado, una maravilla aquí al lado.
Solidaridad, superación, igualdad de género y respeto, unidos por el deporte y la naturaleza.

Apúntate a nuestro #ClubVIP y no te pierdas nada

    Estamos en todas partes, puedes seguirnos en cualquiera de ellas ; )