Algunos alimentos muy nuestros. Hoy, en la mesa, patata alavesa.

La provincia de Araba ha estado históricamente muy ligada a la patata. Por eso se merece un espacio propio que cuente un poco más de historia sobre un tubérculo que según cómo se cocine, puede convertirse en delicatessen de postín. Hoy, en la mesa, patata alavesa.

Hoy en día, Araba es un territorio referente nacional que produce la mitad de la patata de siembra de toda la península, con un sello propio de calidad por sus condiciones climáticas, idóneas para el cultivo de este apreciado tubérculo. De ahí que se le llame territorio ‘patatero’.

Características de la patata alavesa

La variedad de esta patata es para los alaveses (y para muchos otros) la mejor patata del mundo para hacer una buena tortilla. Son patatas consistentes, exentas de humedad, de tamaño homogéneo, sin deformaciones y sin manchas verdes. Y por qué no decirlo, ¡están buenísimas!

Un poco de historia

El origen de este alimento viene de muy lejos, la patata se cultivó por primera vez en una región peruana de la zona de los Andes y llegó a Europa en el siglo XVI, aunque no empezó a usarse en la gastronomía hasta el XVIII e incorporada a la dieta de los vascos hasta bien entrado el siglo XIX. El boom de la pata alavesa se produjo en la Guerra de la Independencia, cuando los vascos observaron que las tropas francesas saciaban su hambre saqueando los cultivos de patata. Pero en Bizkaia y en Gipuzkoa tenían la mar, sin embargo, Álava era totalmente agrícola, así que los alaveses vieron en este tubérculo un alimento del subsuelo al que sacarle rentabilidad por ser tan agradecido ante las inclemencias climáticas. La patata alavesa se utilizó también con fines médicos, como remedio ante quemaduras y tumoraciones, y como preventivo y curativo del escorbuto.

Receta de patatas con chorizo a la alavesa

La provincia de Araba tiene mucho que ofrecer en la cocina de cualquier hogar. La gastronomía alavesa utiliza materias primas excelentes con productos de temporada, como la alubia pinta, el queso de Idiazábal, la patata o la sal de Añana, y excelentes carnes de potro, vaca o cabrito. Hoy una receta tan contundente como típica: patatas con chorizo a la alavesa.

Ingredientes

Un kilo de patatas alavesas, 150 gramos de chorizo, aceite de oliva virgen extra, una guindilla seca, un par de ajos, pimentón picante o pulpa de pimientos choricero, una hoja de laurel y una cebolla.

Elaboración

Pelamos las patatas y las troceamos en tamaño mediano (muy importante romperlas con el cuchillo para que suelten el almidón). Troceamos la cebolla en dados minúsculos y el chorizo en trozos medianos. Si tenéis cocina de fuego os aconsejamos usar cazuela de barro para hacer el guiso. Rehogamos la cebolla troceada con los dos ajos enteros y un chorrito de aceite. Cuando la cebolla empiece a transparentar metemos las patatas en la cazuela y las sofreímos hasta que estén doradas, añadimos los trozos de chorizo, la guindilla, el pimentón y el laurel. Mezclamos durante unos segundos y añadimos agua hasta que cubra todas las patatas, dejando cocer a fuego suave durante unos 45 minutos o hasta que las patatas estén tiernas y ¡a la mesa!

Fecha: 25/11/2019, Compartir: FB | LN | TW

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cuatro bodas y un autobús para los invitados
Nuevos restaurantes para disfrutar en Donostia

Apúntate a nuestro #ClubVIP y no te pierdas nada

Estamos en todas partes, puedes seguirnos en cualquiera de ellas ; )