Ondarroa a Bakio, una ruta de roca y mar.

Esta semana volvemos a echarnos a la carretera para hacer otra ruta de esas que nos gustan tanto. Nos trasladamos a la vecina provincia de Bizkaia donde os vamos a proponer una ruta en coche (quién dice coche, también dice moto, autobús o incluso bici para los valientes) por una parte del litoral vizcaíno. ¡A disfrutar!

Playas, acantilados, calas y paseos, un itinerario que recorre un paisaje cautivador y lleno de encanto. Para que luego nadie diga que se aburre o que no se le ocurre nada que hacer durante el finde, ¡no dejéis de apuntar esta idea en vuestros ‘planes para hacer’.

Ondarroa

Arrancamos en Ondarroa y nos dirigimos por la BI3438 hacia Lekeitio. Su colorido puerto que hace unos siglos observó las idas y venidas de valientes pescadores de ballenas está actualmente rodeado de bares y restaurantes donde coger fuerzas.

Lekeitio

Y cómo lo de pescar ballenas lo vemos complicado, ¿qué os parece la idea de ir hasta una isla caminando? ¿Emocionante? ¿Imposible? ¡Pues no! Con marea baja podréis llegar a la isla de San Nicolás a pie. ¡Probadlo!

Elantxobe

De camino a Mundaka hay que hacer una paradita en el pintoresco pueblo de Elantxobe, y por supuesto detenerse a ver cómo giran los autobuses, bueno, más que los autobuses, tenéis que ver cómo gira la plaza del pueblo. Sí, habéis leído bien, la que gira es la plaza y si no os lo creéis, ¡buscad el vídeo en Youtube!

Mundaka

Seguimos nuestra ruta y llegamos a Mundaka; un pueblo que a pesar de su pequeño tamaño es mundialmente conocido, sobre todo entre los amantes del surf. ¡Y no es para menos! ¿Sabíais que tiene una de las consideradas mejores olas izquierdas de Europa? Aunque no sólo por eso es conocida esta encantadora villa; durante siglos y gracias a su cercanía al mar, su gente ha sido protagonista de la historia de la navegación y la pesca de Euskadi. Además, está situada en un entorno natural privilegiado, la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Unas marismas increíbles y llenas de vida, una fiesta para las aves; para que os hagáis una idea, si las aves fueran hippies, Urdaibai sería como Woodstock. Aquí se pueden avistar algunas tan difíciles de ver como el águila pescadora, la espátula o el avetoro. Un consejo; si podéis, visitad Urdaibai en diferentes momentos del día para apreciar la belleza tanto de la bajamar como de la pleamar.

Bermeo

Continuamos nuestro periplo vizcaíno por la BI2235 y nos detenemos en Bermeo uno de los principales puertos pesqueros del territorio histórico. Muy singular, con una tremenda personalidad y un encanto como pocos. Entre Bermeo y Bakio se encuentra uno de los lugares más deslumbrantes, bellos y fascinantes de toda la costa vasca. San Juan de Gaztelugatxe, roca, mar y viento; un biotopo protegido en medio del mar. No os amilanéis con los 241 escalones y subid hasta arriba para descubrir la ermita que alberga en su cima, que data del Siglo X, y está dedicada a San Juan. Una vez arriba hay que seguir la tradición y tocar la campana de la ermita tres veces y pedir un deseo. Y si sois de los que no creéis en estos rituales, tocadla igualmente, y que ¡no os quiten la ilusión de volver a sentiros como niños!

Bakio

Terminamos nuestra excursión en otro pueblo de postal; Bakio, cuna del Txakoli un vino suave, joven y afrutado que se produce en Bizkaia y otras zonas del País Vasco. Con esta información es fácil deducir dónde vamos a ponerle punto final a nuestro día, ¿no? ¡Sed viajeros!

Fecha: 02/06/2019, Compartir: FB | LN | TW

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Eventos y festivales en Euskadi con «mucho arte»
Nuevos restaurantes para disfrutar en Donostia

Apúntate a nuestro #ClubVIP y no te pierdas nada

Estamos en todas partes, puedes seguirnos en cualquiera de ellas